Taxidermia, ¿Conservar especies animales por mucho tiempo?

Una de las técnicas milenarias aún usadas para la conservación de animales inertes

La taxidermia consiste en la conservación de especies animales inertes, manteniendo un aspecto lo más naturalmente posible es decir, como si estuviesen vivos aún, un proceso que comúnmente se conoce con la palabra disecar. La taxidermia data desde el antiguo Egipto, ya que se han encontrado en algunas tumbas de personas con animales disecados en su interior. Es de todos sabido que los egipcios practicaban el embalsamiento, que es una práctica para impedir la descomposición de un cadáver y conservar su aspecto normal por un periodo de tiempo largo.



Taxidermia, ¿tu mascota por siempre?

Los taxidermistas pueden tener conocimientos diversos sobre anatomía, escultura, pintura y tratado de pieles de animales, los cuales conservan las características físicas y químicas del animal protegiéndolos del ambiente, que normalmente afectan la calidad de la piel, luz, humedad, temperatura e inclusive plagas como las polillas. Gracias a estas técnicas se tienen datos de animales disecados bien conservados con más de un siglo de antigüedad, y el mantenimiento es crucial para llegar a estos ámbitos. Para proteger a estos animales disecados, es muy común que se utilicen urnas de cristal, las vemos en museos, escuelas y casas particulares. Estas urnas protegen de la humedad principalmente.

Una de las técnicas más antiguas..

Gracias a la taxidermia también se pueden admirar en museos en gabinetes privados las bellezas que la naturaleza encierra en sus fases zoológicas. Medio de propagación pedagógica, y sobre la concientización para conservación de especies, que actualmente están siendo amenazadas por la mano del hombre. Es sabido que personas que se dedican a la cacería, gustan de disecar sus trofeos de caza con esta técnica, lamentablemente la cacería es una actividad que deberíamos evitar. Por otro lado, algunos propietarios de mascotas domésticas como perros y gatos, acuden a esta técnica para conservar a su mascota por mucho más tiempo. De forma general el proceso de taxidermia consiste en retirar la piel del animal en una sola pieza, sin ningún tipo agujero , se limpia de grasa y residuos orgánicos y se le agregan productos químicos para su conservación. Posterior a ello, se realiza un cuerpo artificial normalmente a base de poliuretano que se cubrirá con la piel previamente tratada. En este proceso, la cabeza del animal es lo más complicado, ya que se debe cuidar el aspecto natural en el rostro del animal. Esto es la taxidermia, una técnica que ha sido del agrado de la comunidad científica para fines educativos y no tanto para otros sectores de la sociedad.

El proceso de conservación de aves, aunque es más complicado, también es posible. El plumaje y la textura original son cuidadosamente conservados. En la imagen este gallo de pelea, aparentemente está con vida, pero no es así ya que forma parte de la decoración del lugar.

La conservación de mamíferos inicia con el corte de la piel a una sola pieza y el aspecto, los gestos y la mirada del animal deben permanecer intactos para su aspecto salvaje y natural.

Más Artículos de Interés





Playa Las Labradas, huella de nuestro pasado

Sitio Mágico

Niños jornaleros, drama de nuestra sociedad

Sociedad

Los jóvenes de hoy, un mundo sin lineamientos sociales

Sociedad

Cómo preparar un buen pescado zarandeado!

Gastronomía

Aprovecha las Bondades
de la Almendra

Salud

Blinda tu sistema inmunitario, te decimos cómo!

Salud







Compartir Compartir en Twitter